Murales Digitalizados

Consiste en crear murales de gran tamaño, descomponiendo la imagen a reproducir en piezas de 30 cm, que se digitaliza individualmente.

Una vez listo el rompecabezas, se pasa a la etapa de armado, montándose sobre el muro para terminar el proyecto.

Lo más atractivo es que podemos crear murales sin límite de dimensiones, pues el rompecabezas puede ser fácilmente trasladado a su destino final, suplimos todo con una instalación limpia y sencilla en un espacio definido, como un lobby o un centro de convenciones, donde se instalará permanentemente la imagen.